¿A quién te llevarías a una isla desierta? De Jota Linares

reparto2

¿A quien te llevarías a una isla desierta? no es sólo el título de la obra de @jota_linares que tuve la suerte de ver el pasado domingo en su primer aniversario en el teatro Lara; es una pregunta de esas que se vuelven existenciales y se quedan a vivir en tu cabeza, te acorralan sin avisar en cualquier momento y en cualquier lugar, y para las que te das una respuesta distinta cada cinco minutos. ¿A quien te llevarías a una isla desierta? cuenta una historia aparentemente simple que consigue que el espectador se la lleve a casa y la haga suya.

Cuatro personajes maravillosamente interpretados por @maggiecivantos@abel_zamora @bixilla y@nicoromeroactor dejan su piso de estudiantes después de ocho años. Recuerdan anécdotas y se preparan para el final de una etapa; hablan del calor para evitar la melancolía, el miedo al futuro. Jota guarda todos sus recuerdos en cajas que el espectador ve de fondo durante toda la obra. Y todo es tan de verdad, que tardé muy poco en rellenarlas con mis propios recuerdos.
Viendo la obra fui Eze, y Celeste fue Sara o Vir y Marta fue Murta o Lorena y Marcos fue Borja y su azotea fue nuestra azotea; y justo en ese momento las luces se apagaron para que solo escuchara las risas y el choque al brindar de todas las cervezas que me he tomado con ellos.

Cuando se volvieron a encender, me había hecho mayor yo también. Me planteé si los sueños se ven tan pequeños como antes desde aquí y desde ahora; si nuestra vida no es al final también un poco como la ruta 66, y nos lleva continuamente a un precipicio en el que dejar nuestras fotos. Me pregunté si las metas tienen fecha de caducidad o si se transforman, y si se puede ser feliz trabajando en una empresa de pollos mutantes. También me acordé de toda la gente con la que me gustaría volverme a cruzar, y me pregunté si los recuerdo como caricias o como cicatrices.
Ante tantas preguntas, y intentando a la vez pensar en “a quién me llevaría a una isla desierta”, miré al cielo: no era el día más caluroso del verano, ni tan siquiera era verano, era domingo por la tarde y llovía.

Gracias infinitas por la invitación.

#aquientellevariasaunaisladesierta#yoestuveenlaisla

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s